viernes, 23 de febrero de 2018

¿Y por qué no hiciste medicina?

Tengo que admitirlo. Pertenezco a ese porcentaje de enfermeros que hicieron enfermería "de rebote".
Sí, yo quería hacer medicina, pero no me dio la nota.

No, no soy una médica frustrada. Todo lo contrario. ¿Entonces?

Sencillo. Como muchos, el problema fue EL DESCONOCIMIENTO.

"¿Enfermería? ¿Qué hace una enfermera?"
Eso me pregunté en el momento en el que, por décimas, no entré en medicina.

En ese momento, DRAMA.

En este momento, EL MEJOR REVÉS DEL DESTINO.

Con distancia y perspectiva analizo la situación. ¿Por qué jamás me planteé hacer enfermería? ¿Por qué todos mis familiares se decepcionaron cuando elegí intentar hacerla? ¿Por qué me sentí menos?

¡Problemón social!

¿Cómo queremos visibilizarnos si desde antes de hacer la carrera muchos partimos con este desconocimiento y estos prejuicios, al igual que todo el que nos rodea?

Admiro e incluso envidio, a todos aquellos que DECIDIERON elegir esta maravillosa profesión como primera opción. Ellos ya conocían lo que significaba. Muchos compartieron momentos con un profesional de la enfermería y se enamoraron de ella.

Desde el minuto 1 en el que tomé contacto con la profesión, ME ENAMORÉ.

No había duda, no había opción a cambio. Todo había pasado por algo. Yo había nacido para esto, para la adrenalina, la empatía, para cuidar.

No me siento mal al aceptar mi origen en la enfermería. Quiero aceptarlo para entenderlo y, sobre todo, para CAMBIARLO. 

Demos a conocer la enfermería. Facilitemos que los futuros enfermeros se enamoren de la enfermería. Démosle a la sociedad una oportunidad de conocernos. Hagámonos visibles, digámosle al paciente, al niño, al adulto: "HOLA, SOY TU ENFERMERA". ¡Que vean lo que valemos!

No soy menos por ser enfermera. Somos parte de algo superior a nuestros egos. Somos parte de una profesión y un equipo que salva vidas. Que salva almas.

No quiero ser médica (profesión a la que admiro y respeto profundamente), quiero ser ENFERMERA. 

Ana Polegre


14 comentarios:

  1. Yo también aterricé en enfermería de rebote. Nunca fue algo vocacional. Hice bachiller porque me obligaron (vales para estudiar, no hahas FP) (como si las personas que hacen un módulo de formación profesional fueran menos en esta vida....) Al final hice un bachiller de ciencias de la salud, porque las letras no son lo mío, y la química, biología, física... Me llamaban más. Cuando acabé pensé: tendré algo relacionado con lo que he estudiado. No me apetecía irme fuera y no podía pagar una universidad privada, así que mis opciones eran enfermería y fisio. Y me tiré a la piscina! Y desde mis primeras prácticas vivo enamorada de mi trabajo.

    ResponderEliminar
  2. Aquí otra enfermera no vocacional. Quería ser médico.... forense!!! No entre en medicina por 0,01 puntos. Y me dije: pues hago enfermería y luego pego el salto (a mi lo que me atraían eran los cadáveres). Ilusa de mi. Primer año de carrera... y a la porra los muertecillos. Me enamoré den la vida!! Amo mi profesión (y me enerva que digan que ha de ser vocacional).

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
    2. Si estás enamorada, y amas tu profesión, ES vocacional. No hace falta haberlo querido desde que naciste para que lo sea, con que al probarlo, al ejercerlo, se despierte dentro de ti ese algo inexplicable, ya eres enfermera por vocación, por amor, y de corazón :)

      Eliminar
  3. En mi caso fue vocacional, aunque me sorprendí al cursar la carrera; de que hacíamos muchas más cosas de las que conocía, esta profesión está constantemente evolucionando
    😊

    ResponderEliminar
  4. Hice un test en el bachiller donde nos decían según el carácter que deberíamos hacer y me salió la rama de la salud, en aquel entonces quería hacer biotecnología pero cuando lo probé...me faltó tiempo para decir: quiero hacer otra carrera! Y la elegida fue enfermería, me gustaron sus asignaturas y más aún las prácticas, me enamoré del trato al paciente, aunque no de mis profesoras enfermeras y decidí que había que cambiar eso. No pude elegir mejor profesión, lo tienes que llevar dentro 😍

    ResponderEliminar
  5. Hola! Yo quiero poner de relevancia otro prejuicio que seguro que os molesta bastante: dar por hecho que ellas son las enfermeras. En mi caso, y rompiendo los esquemas (como debe ser!!), mi compañero es el enfermero y yo soy la doctora (y sí, soy yo la que sigue tu página��), pero los pacientes se dirigen a él cuando buscan al "doctor" o tienen una pregunta... Ni sabemos menos por ser mujeres, ni l@s enfermer@s tienen menos papel!!

    ResponderEliminar
  6. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  7. La enfermeria ha de ser vocacional, pero eso no significa que desde pequeñita tengas que tener claro que quieres ser enfermera. Que sea vocacional es que te guste tu trabajo, que ames lo que haces y que lo que haces se refleje en el trato al paciente. Yo, por suerte he tenido claro desde pequeña que queria ser enfermera y por suerte también al empezar la carrera me di cuenta de que en verdad me encantaba, pero también hay gente que lleva toda su vida queriendo serlo y que cuando lo prueba deciden que no es lo suyo y eso no es malo, porque para saber que algo te gusta de verdad tienes que conocerlo y probarlo.

    ResponderEliminar
  8. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  9. Enfermeria es Vocacional tanto si es algo que te gusta de lejos como si la pruebas y te gusta. Acabo de terminar el modulo de auxiliar y me pasaba las practicas rodeada de enfermeras que les encantaba su trabajo y yo encantada de verlas, cada dia que pasaba alli tenia mas claro lo quiero estudiar.. Enfermeria(con 13 ya sabia lo que quería jajaja)

    ResponderEliminar
  10. Yo hice enfermería de "mayor"es decir con 34 años, antes trabajaba de administrativa, y cuando me quedé en el paro decidí dar un giro a mi vida. Tenía una hija de 9 años, y el primer año de carrera se me hizo cuesta arriba, había asignaturas que no sabía de que iba la cosa, me perdía durante las clases...pero nunca quise tirar la toalla porque desde que empecé me encantó. Os diré que llevo 22 años ejerciendo y cada vez me gusta más ,por eso me da pena encontrarme con compañeras que llevan muchos años ya de profesión y ya no tienen ilusión por lo que hacen, creo que nuestra profesión es una de las más hermosas que hay porque con nuestra dedicación ayudamos a muchas personas. Creo que aunque lleve muchos años ejerciendo y aunque los "jefazos" nos machaque, seguiré teniendo la misma ilusión por lo que hago y seguiré Amando mi profesión

    ResponderEliminar
  11. Yo quise ser ENFERMERA desde que entré con 9 añitos a quirófano, estaba súper nerviosa, pórque nunca había tenido que pasar por eso y con 9 años pues ya me diréis y me acuerdo perfectamente cómo mientras que iba en la camilla no le soltaba la mano a mi madre, hasta que tuve que entrar en las puertas del quirófano. Allí una enfermera no se apartó de mí y estuvo hablándome y sacándome la risa para que no me enterase ni de que me estaban durmiendo!!. Cuàndo desperté allí estaba ella, con un globito de guante y pegada a mi cama,cómo si no se hubiese ido nunca,���������� y eso fué todo, desde entonces he querido ser enfermera para hacer lo mismo.

    ResponderEliminar
  12. ME ENCANTA SER ENFERMERA!!! Y claro que es vocacional, da igual cuando descubras que es tu vocación, ya sea cuando eras pequeñ@, de más mayor o cuando comienzas la carrera y descubres que es lo que siempre habías querido hacer; lo importante es seguir enamorados de nuestra profesión y entregarnos cada día al cuidar de nuestros pacientes. Es una de las formas más maravillosas de ganarse la vida

    ResponderEliminar