jueves, 10 de agosto de 2017

Revolución

Revolución.
A veces grande, a veces pequeña, pero revoluciónalo todo, por favor.
Que se tambaleen los cimientos de tu vida. Agítalos hasta que sea una revolución.
No te conformes.
Aunque sólo parezca una mini-revolución.
¿Qué más da? Es TU revolución. Es importante.
Revoluciónalo todo muchas veces al año, al mes, al día.
Cambia las reglas. Créalas tú.
Rompe barreras, tus barreras.
Revoluciónate hasta el tope, y luego vuelve a la calma. Con los deberes hechos.
Habiendo creado tu REVOLUCIÓN.

Y esto es lo que me sale de lo más profundo del corazón cuando pienso en lo que Enfermera en apuros está consiguiendo.

Lo que los enfermeros en apuros estamos consiguiendo juntos.
Este proyecto nació entre el humor, la indignación y el deseo de visibilización.

Y lo estamos logrando, estamos REVOLUCIONÁNDOLO todo. Revolucionando la enfermería.
Un colectivo más unido que nunca, compartiendo imágenes, productos y sentimientos.
Y es que juntos hemos logrado llegar a la calle, a las personas. Juntos, acabamos de lograr llegar hasta El Corte Inglés.

No es fácil, no ha sido fácil.
Pero todo lo que suma, no resta. Y ese es mi mantra.

Ahora, la enfermería tiene un hueco más en la mente de todo el que visite los centros de El Corte Inglés, y poco a poco, con cosas como estas, colaboraremos para que nos valoren como nos merecemos. Porque somos importantes en la sociedad, y lo vamos a demostrar de todas las formas que podamos. Ésta es una de ellas.


Somos especiales, somos enfermeros. Somos los que estamos y estaremos a tu lado en tus mejores y peores momentos.

Ana Polegre



No hay comentarios:

Publicar un comentario